Entrevistas de la UD Mahón

ENTREVISTA A TÓBAL MARQUET

En la entrevista de este mes, patrocinada por Una Estela de Relatos, vamos a conocer un poco mejor a uno de los directivos más veteranos que hay en el club: Cristóbal Marquet.

¿Cuántos años tienes?

67 años.

¿De dónde eres?

De Mahón.

¿Cuál es tu vinculación con el fútbol?

Siempre he vivido en la calle Santa Rosa, en el barrio de San Carlos, y desde pequeño o jugaba en la calle, o iba a San Carlos.

¿Cuál es tu vinculación con la UDMahón?

Todo empezó de pequeño ya que la Unión era el equipo de mi barrio, y de vez en cuando me dejaba caer por San Carlos a ver fútbol. Desde siempre me ha gustado este deporte aunque nunca he llegado a jugar de forma federada. La vinculación con el club de una forma más estrecha se  inició cuando mis hijos comenzaron a jugar en él. A raíz de esto, varias temporadas fui delegado de equipo, luego también delegado de campo, y entré a formar parte de la directiva sobre el año 2006, siendo Isabel Petrus (madre del actual presidente) la máxima mandataria del club. A día de hoy, presido la UDSeislán (filial de la UDMahón) desde 2013.

¿Por qué este amor por el club?

Porque es lo que siempre he visto, el club del barrio, en donde desde siempre todos nos hemos ayudado unos a otros para poder sacarlo adelante.

¿Cómo ha cambiado el fútbol en todos estos años que lleva viéndolo en San Carlos?

Ha cambiado en calidad, mucha calidad; antes ibas a jugar porque no había otra alternativa. A día de hoy, empiezas desde pequeño y si sirves continúas, y si no sirves pues hay selección natural a partir de cadetes y juveniles. En la actualidad la gente se lo toma como una actividad más seria, los entrenadores tienen más formación, y está todo más profesionalizado.

¿Te gustaría contar alguna anécdota que hayas vivido?

Estando de delegado me impactó mucho cuando un jugador nuestro (un niño) se tragó la lengua durante un partido; tuvimos que actuar rápidamente y conseguimos sacársela. Una vez estuvo estabilizado, un médico que veía el partido en el campo nos dijo que estábamos locos por haber hecho eso, pues nos podía haber cortado los dedos con la fuerza de la mandíbula, pero al fin y al cabo conseguimos salvarle la vida.

En otra ocasión, en el campo del ATVillacarlos, recuerdo que un chico se desplomó a causa de un ataque de ansiedad y tuvimos que usar el desfribilador para poder recuperarlo.

A pesar de estas anécdotas tan contundentes, ¿has vivido alguna alegría en el mundo del fútbol?

La temporada en la que los juveniles estuvimos a punto de subir a División Nacional y no lo conseguimos. Me supo muy mal por los chavales y por el trabajo que habían hecho toda la temporada, y como club por no obtener este reconocimiento, el cual te da la categoría.

¿Cómo ves el futuro del club?

Los cambios como el de presidente y directiva siempre son para mejor aunque al principio pueden parecer algo traumáticos. A pesar de que continuamente van saliendo piedras en el camino de la Unión, en el club siempre nos sabemos reponer y seguir adelante. Los compañeros de directiva, el entorno de los padres, la gente del bar, todo esto nos da ánimos y fuerzas para seguir aportando nuestro granito de arena al club.

¿Cómo has vivido el confinamiento y la situación actual?

El confinamiento lo viví en casa, muchas horas en casa y ninguna en el campo. Deseo que se termine pronto y podamos realmente volver a la normalidad.

¿Qué les dirías a los niños?

Una única palabra, la cual creo que es la seña de identidad de este club para haber superado tantas adversidades durante los casi 100 años de historia que tenemos: esfuerzo. Con el esfuerzo se llega a jugar y a conseguir los objetivos que te marcas en la vida.

¿Qué aficiones tienes?

Hace unos años me aficioné a los bailes de salón gracias a la pasión que tiene por ellos mi mujer. Con la situación que estamos viviendo no podemos disfrutar de ellos. También disfruto yendo a pescar, caminando, y estando con la familia. Me encanta reunirnos todos en casa.

Muchas gracias Tóbal por dejarnos conocerte un poco más.